Blogia
Buenosdiasamerica

PUERTO RICO:LA ÚLTIMA COLONIA DEL PLANETA TIERRA.

PUERTO RICO:LA ÚLTIMA COLONIA DEL PLANETA TIERRA.

Por Vilma Soto Bermúdez.

La segunda expedición de Cristóbal Colón, llevada a cabo en el mes de noviembre de 1493, le produjo a España, entre otras inmensidades territoriales, a Borikén. Ese era el nombre indígena a lo que hoy el mundo conoce como Puerto Rico. Forma parte de las Antillas Mayores que a su vez están localizadas en el gran archipiélago de las Indias Occidentales y que prácticamente sirve como línea divisoria entre el océano Atlántico y el mar Caribe. Durante poco más de cuatrocientos años, el régimen expansionista español aplicó la política de colonización que fue común a toda nuestra América: la conversión de los indígenas en esclavos hasta provocar su casi extinción; la extracción de sus suelos de todas las riquezas y minerales, estimu lados por su avaricia y sed de poder; la imposición de la esclavitud negra mediante el rapto de africanos y su traslado a lo que para ellos eran los objetivos de sus nuevas posesiones territoriales y la expoliación metódica de todos sus recursos.

Una vez logrado extirpar de su suelo lo que la tecnología de esos siglos les permitía, convirtieron a Puerto Rico en un bastión militar cuyo objetivo era proteger sus intereses en todo el continente americano. La ubicación geográfica de la isla como primer territorio de entrada al mar Caribe, la convertía, a los ojos de los colonialistas –tanto de España como de Estados Unidos–, en una presa apetecible para garantizar la imposición de su política en el continente americano. En el año 1898, el emergente imperialismo norteamericano, utilizando como pretexto un extraño incidente suscitado el 15 de febrero de 1898, el hundimiento del acorazado Maine en la Bahía de La Habana, Cuba, le declaró la guerra a España infligiéndole una derrota cuyo fin fue pactado el 10 de diciembre de 1898 con el llamado Tratado de París. Con ese tratado, España cedió su soberanía sobre Cuba, Puerto Rico, Filipinas, y Guam a Estados Unidos con acuerdos particulares en relación a cada colonia. Puerto Rico fue entregado totalmente a la nueva potencia del Norte.

Desde antes de la ocupación militar yanqui a Puerto Rico, los boricuas venían desarrollando intensas luchas libertarias reclamando su independencia y la soberanía nacional. Ya desde principios del siglo XIX numerosos puertorriqueños estuvieron integrados a la lucha que el extraordinario General Simón Bolívar desarrollaba en casi toda la América del Sur. Durante diversas décadas de ese siglo, las conspiraciones libertarias, las sublevaciones de esclavos y los levantamientos fueron constantes expresiones del pueblo puertorriqueño en su lucha por la libertad de la nación. Un elemento de gran importancia siempre marcó la trayectoria de esas luchas: La solidaridad entre los patriotas boricuas con los esfuerzos libertarios de los cubanos, dominicanos, venezolanos y haitianos, todos los cuales históricamente han unido su suerte en aras de lograr no solo la libertad de sus naciones, sino también la unidad caribeña y latinoamericana.

Los más importantes próceres de esas naciones expresaban abiertamente la deseabilidad de establecer una Confederación Caribeña vinculada al sueño bolivariano que fue la creación de la Patria Grande: América Latina. Aun cuando los pueblos de cada una de estas naciones han desarrollado sus luchas de manera independiente, ejerciendo su dirección estratégica particular, los patriotas y revolucionarios de cada una de ellas no han escatimado esfuerzos para integrarse a las guerras libertarias históricamente predominantes colocándose al servicio de quienes tenían en su haber el mando de esas contiendas. Esa legítima hermandad fue la razón que motivara la integración de puertorriqueños a la guerra de independencia capitaneada por Bolívar, al igual que la participación de venezolano s en lo que fuera el Grito de Lares del 1868 en Puerto Rico, cuyo gestor e ideólogo lo fue el Padre de la Patria Puertorriqueña: Ramón Emeterio Betances. En ese mismo siglo, al fracasar el Grito de Lares, numerosos puertorriqueños combatieron en la manigua cubana al igual que apoyaron todas las gestas patrióticas que tomaban lugar en República Dominicana y en Haití. Ese entremezclado de revolucionarios caribeños ha sido una constante hasta el día de hoy.

La solidaridad de los cubanos hacia las luchas puertorriqueñas se ha hecho sentir, similarmente, durante todas las épocas tanto contemporáneamente, al igual que en los siglos pasados. Además de la enorme afinidad existente entre Ramón Emeterio Betances, Juan Ríus Rivera (Puerto Rico), José Martí, Antonio Maceo (Cuba), Máximo Gómez, Gregorio Luperón (República Dominicana), Manuel y Miguel Rojas (Venezuela), hacia las luchas de unos y otros, hay que destacar que durante la increíble lucha librada por el puertorriqueño Pedro Albizu Campos y su heroico Partido Nacionalista durante buena parte del siglo XX, la solidaridad de los más importantes patriotas de Cuba siempre estuvo presente. Es igualmente importante expresar que fueron centenares los puertorriqueños que tomaron parte activa de una u otra forma para ofrecer apoyo a lo que todos conocemos como la Revolución Socialista de Cuba comandada por Fidel Castro Ruz. Muchos de los actuales dirigentes puertorriqueños, como lo son Juan Mari Brás, organizador del Movimiento Pro Independencia de los años sesenta; Juan Antonio Corretjer, el ya fallecido líder de la Liga Socialista Puertorriqueña; Filiberto Ojeda Ríos, dirigente del Ejército Popular Boricua - Macheteros, y tantos otros, han luchado por Cuba y por esa unidad caribeña que ha marcado el rumbo estratégico de sus luchas.

Durante las últimas décadas, el movimiento de izquierda puertorriqueño, aun en su dispersión y expresiones diversas, coinciden en numerosos aspectos de fundamento estratégico. La naturaleza de todos es, aunque no expresado así en la práctica, de carácter marxista. Las coincidencias y similitudes en todo lo que son las luchas de justicia social, el apoyo de masas, la naturaleza y el papel que desempeñan los sectores trabajadores; asimismo, la importancia de defensa del ambiente como parte integral de las consignas y luchas de importancia internacional, la lucha contra el neo-liberalismo, y la solidaridad, son características de todos. Las diferencias pueden o no ser mayores en torno a los métodos que sirven de instrumentos para lograr los objetivos comunes. Sin embargo, la coincidencia en torno a nuestra integración a la mancomunidad caribeña y latinoamericana es muy sólida. Ello es indicativo de que el camino por andar está en la fuerte tendencia impulsada por Venezuela e irrestrictamente apoyada por Cuba en torno al desarrollo del ALBA , o sea, la Alternativa Bolivariana para América Latina.

Durante más de cien años de un brutal colonialismo destructivo instrumentado por los yanquis en contra de los legítimos intereses de nuestro pueblo, hemos sido victimizados y atropellados brutalmente. Hicieron todo lo posible por evitar que los puertorriqueños nos comunicáramos en nuestra lengua materna que es el español. Para ello, impusieron la enseñanza en inglés en las escuelas de nuestro país; impulsaron un proceso de transculturación negativa con el propósito de llevar a cabo un genocidio cultural; destruyeron toda la economía de auto-sustento alimentario que poseíamos desde antes de su invasión; obligaron y obligan a nuestra juventud a servir en sus fuerzas armadas, bien sea de manera compulsoria o por necesidad de trabajo; impusieron todas sus agencias federales como elementos decisivos en lo que es la sociedad puertorriqueña, como lo son la Corte Federal, controles sobre inmigración, correos, comunicaciones, leyes de cabotaje y usos de marina mercante exclusivamente norteamericanas, agencias represivas como el Buró Federal de Investigaciones (FBI), la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Servicio Secreto, etc., establecieron sus bases militares desde las cuales invadieron a Cuba, a República Dominicana, a Granada, y a todas aquellas naciones de Nuestra América que pudieran representar un aparente peligro para sus intereses. Todo ello, mientras reprimen y dividen al pueblo luchador, e imponen colonialmente sus políticas en nuestra sufrida patria. Este cuadro solo presenta de manera efímera, lo que es la realidad colonial que sufre la nación puertorriqueña.

Nuestro pueblo es un pueblo luchador. Ha habido numerosos movimientos revolucionarios tanto clandestinos (que aún existen y luchan tenazmente), al igual que operando en la legalidad. Importantes sectores de nuestro pueblo se movilizan en torno a las luchas sociales y ambientales, a veces de manera espontánea, aunque siempre orientados por fuertes sentimientos libertarios.

Mediante éste artículo, me dirijo a los pueblos del mundo para solicitarles su apoyo a la justa causa del pueblo boricua. Nuestro enemigo no es otro que el actual enemigo de la humanidad: los criminales del pueblo iraquí y de Falujah, los criminales de Afganistán, los que pretenden usurpar, jurando falsamente en nombre de la democracia, controlar al mundo, los recursos energéticos de los países que poseen esos recursos y tratando de imponer su sistema capitalista fascista como forma de vida a todos los pueblos. Los puertorriqueños decimos NO a esas pretensiones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Jose M Lopez Sierra -

La Segunda Marcha Oscar – Mandela en Nueva York 2015

Tendremos nuestra 2da Marcha Oscar – Mandela en Nueva York el lunes, 22 de junio de 2015. Empezaremos a marchar pacíficamente a las 9 AM desde Hunter College, en la calle 68 y Avenida Lexington, hasta la Calle 43. Haremos una izquierda para continuar marchando en dirección Este para llegar al parque Ralph Bunche (al otro lado de la Organización de Naciones Unidas).

Allí, repartiremos hojas sueltas para orientar al público sobre nuestro prisionero político Oscar Lopez Rivera y la relación colonial ente el gobierno de Estados Unidos y Puerto Rico. Estaremos en el parque hasta las 5 PM.

La mayoría de la gente no sabe que, todos los años, usualmente el lunes después del Día de los Padres, la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebra una vista para discutir la descolonización de Puerto Rico. Los peticionarios usualmente se unen a nuestra protesta después que terminan sus ponencias.

La ONU determinó en el 1960, que el colonialismo es un crimen en contra de la humanidad. Desde entonces, la ONU ha emitido 33 resoluciones pidiéndole al gobierno de Estados Unidos (EEUU) que descolonice inmediatamente a Puerto Rico. EEUU ha ignorado esta voluntad de la comunidad internacional. ¿Qué tipo de democracia es eso?

El gobierno de Estados Unidos trata de mantener nuestra relación colonial la más secreta posible. Lo que nosotros estamos tratando de hacer es sacarla del closet. La ONU está en su tercera década tratando de erradicar el colonialismo del mundo. ¡Por favor, ayudemos!

La mayoría de gente tampoco no sabe que el Gobierno de Estados Unidos le saca 14 veces más dinero de lo que invierte en Puerto Rico. ¡Pero, para eso son las colonias!

Esta explotación salvaje le impide a Puerto Rico ofrecerle oportunidades a los puertorriqueños en Puerto Rico. Por eso es que tenemos más puertorriqueños afuera de su isla que adentro.

Oscar López Rivera ha estado encarcelado por 34 años por su lucha para descolonizar a su país. Por ser un crimen (el colonialismo), la ley internacional le da a Oscar el derecho de usar todo los medios necesarios para descolonizar a su nación. Nelson Mandela estuvo 27 años encarcelado por hacer exactamente lo mismo que Oscar. Por eso decimos, ¡Oscar López Rivera es nuestro Nelson Mandela!

Compañeros Unidos para la Descolonización de Puerto Rico invita al público a ser parte del tsunami de gente que será necesario para obligar al gobierno de Estados Unidos a excarcelar a Oscar y a descolonizar a Puerto Rico. ¡Nuestras protestas anuales son absolutamente necesarias porque, los que mantienen colonias no creen en la justicia para todos!

José M López Sierra
www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres