Blogia
Buenosdiasamerica

A DIEZ AÑOS DE LA MASACRE EN LA RESIDENCIA DEL EMBAJADOR JAPONES EN LIMA…

MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO TUPAC AMARU

A DIEZ AÑOS DE LA MASACRE EN LA RESIDENCIA DEL EMBAJADOR JAPONES EN LIMA…

EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO TUPAC AMARU SE PRONUNCIA

A la opinión pública Internacional

A las organizaciones sociales, populares, progresista y revolucionarias del mundo.

Al pueblo peruano.

Estando por cumplirse 10 años de la retoma de la residencia del embajador del Japón en Lima un 22 de abril, fecha en que fueron masacrados los 14 miembros del comando "Edgar Sánchez", el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru manifiesta lo siguiente:

1: El MRTA es una organización revolucionaria que surge de la historia de las luchas del pueblo peruano. El MRTA no surge del viento. Los hombres y mujeres que la conforman, sus héroes y mártires, sus presos y militantes provenimos de una inmensa diversidad de organizaciones sociales de base; venimos de las entrañas de nuestro propio pueblo.

2: En la década de los 90 se instauró en el Perú, a través de una feroz dictadura, un régimen de carácter neoliberal. Esta dictadura profundizó la desnacionalización del Estado, conculcó derechos que los trabajadores peruanos conquistaron luego de históricas luchas e instauró un gobierno que era la respuesta de la burguesía peruana en su afán de luchar contra el movimiento popular e insurgente. Una dictadura narcoterrorista de carácter contrainsurgente que implantó un sistema de extremismo neoliberal.

3: Para lograr dicho objetivo, no dudó en matar, desaparecer, torturar. También creó un sistema judicial y penitenciario de venganza que buscó quebrar la moral y la salud de los revolucionarios tupacamaristas llevándolos a encierros de 23 horas y media durante muchos años.

4: Ante esta situación el MRTA no podía permanecer indiferente. No podía ver pasivamente cómo cientos de compañeros y compañeras eran víctimas de las mazmorras de la dictadura fujimorista. Tampoco podía ser testigo mudo del hambre y miseria que golpeaban a nuestro pueblo. No podíamos ser espectadores de la soberbia y corrupción de una dictadura que tenía como única política el arrasamiento. No podíamos ser espectadores y nunca lo seremos.

5: El 22 de abril de 1997 asomaron dos rostros del Perú. Asomó el rostro vil de los herederos de la colonia. De los herederos de quienes mandaron a descuartizar a Túpac Amaru. Asomó aquel día el rostro de la infamia, de la traición.

Pero no fue el único rostro del Perú que asomó a la historia aquella vez. Asomó el rostro de la dignidad del pueblo. Asomó el rostro de un pueblo que combate desde siempre por la vida, aunque la vida le cueste. La vida y la muerte enfrentadas. La liberación y la opresión enfrentadas. Catorce guerrilleros, hombres y mujeres; jóvenes, gente del pueblo, enfrentando a una fuerza militar indigna que obedecía órdenes de un dictador.

6: En esta fecha, el MRTA recuerda a sus compañeros caídos en la lucha por la justicia social, la independencia, la democracia plena y el socialismo. Pero los recordamos en la acción. Creemos que la política es una actividad creadora tal cual lo planteaba nuestro amauta José Carlos Mariategui y ésta debe estar enfocada en las actuales circunstancias a desarrollar espacios de encuentro de los sectores populares, progresistas y revolucionarios. En el desarrollo de espacios de poder popular en todos los terrenos. Creemos en el autogobierno del pueblo. El poder es para el pueblo, es del pueblo y no para un partido. Esa es nuestra apuesta.

7: Es por ello que llamamos a la unidad. Hacemos un llamado a la izquierda peruana, a los movimientos sociales, a los sectores progresistas y a los que hoy, levantan banderas nacionalistas a unir esfuerzos y dar una muestra de madurez que nuestro pueblo sabrá reconocer. Unidad para establecer una plataforma política que vaya más allá de las coyunturas electorales y que sea expresión de una construcción real y radicalmente democrática. El MRTA siempre ha apoyado, apoya y apoyará esas iniciativas.

Para ello proponemos la siguiente PLATAFORMA POLITICA que incluya los siguientes puntos:

a.- Refundación de la república. Concretemos la segunda independencia superando la república criolla, colonial, excluyente, centralista que dominó por siglos y apostando por un estado ético, respetuoso y promotor de los derechos humanos. Para ello proponemos la Convocatoria a una nueva Asamblea Constituyente  que ponga fin a la carta impuesta por la dictadura neoliberal y donde sea el propio pueblo el que ejerza el PODER CONSTITUYENTE, que recoja y promueva los valores históricos de nuestro pueblo así como el respeto de las formas comunitarias de convivencia y organización de la vida social.

b.- Defensa de la soberanía nacional, traducida en una política latinoamericanista en donde los pueblos decidan autónomamente sobre su futuro. Para ello un primer paso es exigir el retiro de las bases militares norteamericanas de nuestro país y de América Latina, de tal forma que los pueblos ejerzan su soberanía sin amenazas de ninguna índole, diseñando así una política de justicia social. En este sentido, planteamos:

1.     La nacionalización de los hidrocarburos.

            2. Defensa de nuestros recursos naturales, específicamente defensa del agua, de nuestros bosques y biodiversidad, incluida nuestra hoja de coca,.

            3. Defensa de la Amazonía.

4. Respeto, defensa y promoción de la diversidad cultural y étnica.

c.- Por la profundización, expansión y radicalización de la democracia: democracia directa, democracia de bases, que desbarate la pantomima de la democracia representativa burguesa.

d.- Por un Estado Nacional que promueva el empleo digno, de respeto de los derechos de los trabajadores y que impulse un modelo de desarrollo verdaderamente sustentable, en tal sentido sostenemos ¡No al TLC!

e.- Solidaridad activa con las comunidades en lucha afectadas por los abusos, contaminación y depredación ecológica causadas por las transnacionales mineras. De igual manera, nuestra solidaridad con el valeroso movimiento cocalero.  

f.- Inclusión de los sectores dignos, patrióticos y honestos de las Fuerzas armadas y policiales a una plataforma popular por la liberación nacional. A los militares herederos del ejército popular de Cáceres y la resistencia a la invasión chilena junto a los obreros, campesinos, indígenas, desempleados, mujeres, a un gran frente articulador de la luchas antineoliberales en Perú.

8:  Diez años después de la toma de la residencia del embajador japonés por parte de los combatientes tupacamaristas y a más de dos décadas del inicio de nuestro accionar político y militar el Perú sigue siendo una sociedad marcada por la exclusión; con una pobreza galopante, con niveles de corrupción intolerables y donde la impunidad gobierna. Muchas cosas pueden haber cambiado en el Perú y sin embargo no cambia lo fundamental que es la relación de explotación, de dominio y opresión contra nuestro pueblo.

A 10 años de la masacre de nuestros compañeros debemos decir que el MRTA sigue vivo. Que el ejemplo de nuestro comandante Néstor Cerpa nos guía y fortalece. El MRTA resistió y pudo propinar el golpe más fuerte (junto con la marcha de los 4 Suyos) que haya podido recibir la dictadura narcoterrorista y de carácter contra insurgente de Alberto Fujimori. El MRTA vive y continúa luchando. Consideramos que tanto el gobierno de Alejandro Toledo así como el actual, el de Alan García, no son más que la continuidad del proyecto neoliberal extremista implantado por la dictadura fujimorista que condena al hambre y que margina a las mayorías de nuestro pueblo. Ante esa situación los tupacamarista reiteramos que "!mientras haya hambre miseria y opresión… aquí nadie se rinde carajo!".  

La entrega y el coraje de los compañeros caídos en la residencia del embajador Japonés en Lima es un elemento que nos impulsa y alienta en la construcción de un mañana mejor para todos los peruanos y nos señala el mandato de jamás olvidarnos de nuestros compañeros presos. Jamás los olvidamos. Sabemos que más temprano que tarde saldrán de los muros detrás de los cuales pretenden ser confinados al olvido.

Creemos en la justicia… en la justicia de los pueblos. Y sabemos que estos sabrán dar la sanción a los que le negaron el derecho a la vida que nuestro pueblo merece.

Llamamos a la movilización popular, a la organización para la construcción de alternativas creadoras frente al neoliberalismo como expresión actual del capitalismo.

Hoy, como ayer, seguimos considerando que la libertad se conquista luchando y la lucha no la inventa el MRTA; el MRTA es expresión de esa lucha: son nuestros pueblos los que nos enseñan que la lucha es el camino.

Este 22 de abril, lo recordamos como el día en que el Perú generoso, el Perú modesto, el Perú histórico y solidario supo derrotar al Perú de los ricos, al Perú de la traición. La muerte heroica de nuestros compañeros es un grito de ese Perú que no acaba de nacer. Es el grito de dolor y de esperanza de un pueblo que jamás se ha puesto de rodillas y que seguirá su lucha combatiente hasta alcanzar su liberación.

Hay espacio para la esperanza.

¡VIVA EL COMANDO EDGAR SANCHEZ!

¡Comandante Nestor Cerpa Cartolini… Vive, Vuelve, Vencerá!

¡SIN LUCHAS… NO HAY VICTORIAS!

¡CON LAS MASAS Y LAS ARMAS… PATRIA O MUERTE… VENCEREMOS!

¡VIVA EL PUEBLO PERUANO!

MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO TUPAC AMARU

DIRECCION ESTRATEGICA

ABRIL 2007 - PERU

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres