Blogia
Buenosdiasamerica

Crisis política y partidos

Crisis política y partidos Crisis política y partidos

Los dirigentes del liberalismo sobre todo López Michelsen y Cesar Gaviria, están
muy preocupados por la crisis, saben perfectamente que esta puede desembocar en
un movimiento político, unitario, que interprete los intereses del pueblo y
desalojarlos del Gobierno por eso intentan darle una boca-boca al cadáver del
Partido Liberal.

29.06.2005 [Juan Leonel/Luís Peralta/www.anncol.org] El sistema imperante
concentra sus esfuerzos de marketing y publicidad, en mostrar que las
democracias son sustentadas por partidos políticos y entre más partidos haya hay
mayor democracia.

En Colombia los partidos políticos han sido desmantelados, el Partido
Conservador lo destruyeron sus dirigentes al comprometerlo en la violencia que
le causó 300 mil muertos al pueblo colombiano.

El Partido Liberal fue traicionado por su dirigencia al negociar con los
asesinos, torturadores causantes de tanta destrucción de Colombia, prefirieron
llegar al acuerdo del FRENTE NACIONAL Y LA MILIMETRIA, que encabezar un juicio
que hubiera investigado, juzgado y castigado a tantos criminales, verdugos de
nuestro pueblo. Prefirieron seguir robando y entregando nuestras riquezas al
Imperialismo Yanqui que luchar por la justicia.

El partido liberal es culpable de la impunidad que se apoderó de Colombia en
estos 60 años. Permitieron que centenares de policías asesinos, que todo el
mundo conocía, fueran trasladados de un pueblo a otro para evadir la justicia.
El partido Liberal abandonó a los campesinos que estaban luchando en los campos
de Colombia y se dedicó a cogobernar con la dirigencia conservadora, Verduga del
pueblo colombiano.

El Partido Comunista, La Unión Patriótica, A Luchar, El Frente Popular fueron
aniquilados a balazos; desterrados de sus pueblos, veredas y ciudades. Se
cuentan por centenares los dirigentes políticos, sindicales y populares
desplazados y exiliados en diversos países.

La corrupción ha sido el denominador común de la mayoría de políticos, entran a
los Concejos, Asambleas Departamentales, Senado y Cámara a pie y salen en
lujosos carros últimos modelos, dueños de Edificios, Fincas y negocios. Para
sostenerse en estos puestos, comenten los crímenes más deplorables. El caso más
diciente es el de Luis Carlos Galán Sarmiento. En el mes de mayo del 2005, fue
detenido el dirigente liberal y ex Ministro de Estado Alberto Santofimio Botero,
acusado de ser el mentor y gestor del asesinato de Galán Sarmiento, todo, porque
atacaba la corrupción, la politiquería y el narcotráfico. Estamos seguros, que
otros políticos liberales y conservadores están comprometidos en este asesinato
y el de miles de dirigentes de la oposición.

Por estos motivos los partidos no tienen ninguna incidencia en el Gobierno, lo
mostraron en la pasada campaña electoral donde el Partido Conservador no
presentó candidato a la presidencia, mientras el Partido Liberal fue derrotado
por Álvaro Uribe Vélez candidato de los paramilitares, narcotraficantes,
latifundistas, grandes ganaderos, industriales y empresarios. Un reconocido jefe
paramilitar dijo, elegimos el 35% de los parlamentarios, y la realidad es que la
mayoría sigue las directrices de la política paramilitar de Estado y de
Gobierno.

Esto nos lleva a concluir que los partidos políticos los ha destruido el
Establecimiento y el Imperialismo Yanqui cuándo dejaron de ser útiles, por eso
se está hablando de crear nuevos partidos: el primero fue MORENA que intentaron
crear los paramilitares, después el ex Presidente Julio Cesar Turbay Ayala
intentó crear el Partido Patria Nueva, con el objetivo de respaldar la
reelección de Uribe. Y, ahora el Presidente Uribe está intentado formar el
Partido Uribista. Observamos una carrera por crear un nuevo partido que les
funcione para su política Neoliberal, militarista y paramilitar, pero todos
estos intentos están siendo inútiles porque no tienen acogida en el pueblo, este
sabe que la creación de un nuevo proyecto político es el apuntalamiento del
sistema corrupto y asesino impuesto por la oligarquía.

Los dirigentes del liberalismo sobre todo López Michelsen y Cesar Gaviria, están
muy preocupados por la crisis, saben perfectamente que esta puede desembocar en
un movimiento político, unitario, que interprete los intereses del pueblo y
desalojarlos del Gobierno por eso intentan darle una boca-boca al cadáver del
Partido Liberal.

Por ello, tácticamente se distancian de Uribe y proponen un partido democrático
con proyecto social, pero esto es solo en el discurso, en la práctica lo que
quieren es volver a tener la incidencia que perdieron por haberse vendido al
Imperialismo. No están planteando un modelo diferente al modelo neoliberal, no
hablan de la reconciliación de los colombianos, todo lo contrario, su discurso
es de combatir a la insurgencia, es decir seguir persiguiendo a la oposición
política armada y desarmada, el proyecto no es de paz, es de guerra.

La alternativa vigente en la palestra política nacional, es la creación de una
gran coalición donde estén representados todos los sectores sociales y políticos
que han sido excluidos por el Establecimiento y el Estado; con todos aquellos
que no estén comprometidos con la violencia, la corrupción, la politiquería y el
narcotráfico, no debe, no puede quedar nadie por fuera, es una realidad, ninguna
organización sin el concurso de otras podrá encausar al pueblo hacia los cambios
que se necesitan, debe ser una organización amplia, democrática, pluralista,
participativa, tolerante y con un programa mínimo que recoja el sentir y el
anhelo de todo el pueblo colombiano.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres